sonora 128

"sonora 128"

Vistas de instalación, qARADISE, 2016. Foto: PJ Rountree

Nobuyoshi Araki
qARADISE, 2016
septiembre 2 – noviembre 30, 2016

 

 

Desde hace tiempo Araki es reconocido como un maestro de la fotografía, cuya relación con la belleza de la vida se ve reflejada en la idea de que, entre una mujer y un hombre, hay una cámara. Esta creencia se materializa en el formato de sus I-novels, foto-diarios que exploran la realización auto-erótica de Araki, y que capturan una vida privada llena de sexo, amor, deleite, lujuria y muerte. La aparición del libro de culto Sentimental Journey (1971) cautivó a los espectadores al compartir públicamente sus relaciones privadas y momentos más íntimos. Esta publicación sacudió a la comunidad fotográfica con el retrato inocente, y a la vez erótico, de su esposa Yoko durante su luna de miel.

A través de incontables exposiciones y publicaciones, Araki ha experimentado con los límites de la fotografía: pinta, escribe, raya o hace collages con sus imágenes. Un pionero de la relación entre el Yo y el ojo – ha llegado a estrellar el lente su cámara en respuesta a un reciente infarto que lo dejó ciego de un ojo-, se ha dedicado a observar la vida y la muerte abrazadas en vida, o la vida abrazada en la muerte. Araki nunca ha dejado de buscar las fronteras de su trabajo y esto lo ha llevado a mostrar sus imágenes no sólo en galerías y museos alrededor del mundo, sino también en estaciones de tren, bares y hasta comedores de ramen. Para él, las exhibiciones son eventos sociales, como los des les o las celebraciones.

Durante el mes de septiembre de 2016, la Cantina Ardalio —un bar tradicional para locales de la colonia Escandón— continuará esta línea al presentar una selección de pruebas fotográficas escogidas por el artista. El amor de Araki por la belleza de la vida diaria encuentra un hogar afín en los turbios espejos de las paredes. Imágenes de Eros y Tánatos, desnudos a color, comida y ores radiantes se apropian de las paredes. Entre estas imágenes se encuentran pruebas de impresión en blanco y negro de su libro Tokyo in Autum (1984). Además, en la larga barra de madera, se podrá ver el Kekkai, un set de delicias terrenales de Araki en 128 polaroids eróticas. Esta baraja carnal cuyas cartas hacen referencia al juego tradicional japonés karuta podrá ser barajeada por los visitantes y clientes.

Para Sonora 128, Araki debuta una nueva pieza en película positiva de color de 6 x 7, enfocada en el tema del paraíso. Esta imagen forma parte de una serie en proceso, qARADISE, que representa orgías fantásticas de vegetación tropical, habitadas por objetos personales como muñecas, monstruos y juguetes de plástico. Concebida en fondos negros para enfatizar los colores brillantes, esta serie desborda con el humor de Araki que transita entre el éxtasis y la muerte. El fotógrafo a menudo ve a sus sujetos como pantallas para paisajes imaginarios, y en este caso, como una pantalla que se proyecta en el cielo. Esto adquiere un doble significado ya que Araki se ha propuesto en varias ocasiones tomar imágenes del cielo como una forma de retratar el otro mundo, es decir, ARA- DISE. Algunos ejemplos de estas series incluyen A’s Paradise (1998), It was Once a Paradise (2011), Monochrome Paradise (2015) y A Desktop Paradise (2016). En palabras del artista, “toda la fotografía pertenece al siguiente mundo. Quiero decir, el siguiente mundo es el paraíso. Cuando veo a través de la cámara todos los lugares son el paraíso.”

Un agradecimiento especial a todos aquellos involucrados en la realización de este proyecto, en especial a Taka Ishii Gallery en Tokio.